Confiado por más de 15,000 clientes
Mayorista de maquillaje en los EE.UU
Productos 100% Garantizados Genuinos

febrero 28, 2020

Tónico facial.

 

Quizás sea uno de los productos más incomprendidos de la rutina de limpieza. Todos sabemos qué es un tónico, pero en la mayoría de los casos no lo usamos con frecuencia y no lo catalogamos como imprescindible para la piel.

Es una de las grandes dudas, ¿realmente el tónico marca la diferencia? Sí. Este producto está pensado principalmente para reequilibrar el pH de la piel tras usar productos desmaquillantes y limpiadores, preparándola para los tratamientos posteriores.

Si usamos tónico, conseguiremos que la piel aproveche mucho mejor los beneficios del sérum y la crema hidratante, ya que elimina los posibles restos de limpiadores, además de refrescar el rostro.

Al aumentar el riego sanguíneo, también revitaliza y rejuvenece los tejidos. Además, en el caso de las pieles grasas, regula el sebo y cierra los poros, retirando el exceso de grasa y brillo, mientras que en las pieles sensibles reduce el enrojecimiento y la irritación gracias a su efecto calmante.

La solución está clara: el tónico no puede faltar en tu rutina de limpieza: refresca, cierra los poros, hidrata, logra que la piel esté más radiante y la prepara para los tratamientos posteriores.

 Haz click aquí y encontraras tonicos disponibles.

 

Propiedades y usos del tónico facial.

 

Lo primero que hay que saber es en qué paso de la rutina facial aplico el tónico. Se debe usar como segundo paso, después de desmaquillar el rostro y limpiarlo.

Recuerda que, aunque tengan apariencia similar, el agua micelar no sustituye al tónico, ya que su función es diferente. El agua micelar limpia y desmaquilla, y el tónico se aplica después para eliminar restos y preparar la piel para el sérum y la crema hidratante.

Puedes aplicarlo dos veces al día, en la rutina de mañana y de noche. Además, también puedes usarlo en mitad del día, para refrescar el rostro y limpiarlo de impurezas que se acumulan en tu piel.

¿Cómo lo aplicamos? La opción más común es usar un disco de algodón, dando suaves toquecitos en la piel o movimientos circulares suaves.

  Haz click aquí y encontraras tonicos disponibles.

 

 

Elige el tónico según tu tipo de piel.

 

 Piel seca:  Tónico humectante, que hidrate a la vez que revitalice. También es adecuado que tenga propiedades exfoliantes.

Piel sensible:  Ingredientes puros y sencillos, para reducir el enrojecimiento. Muy importante: que no contenga alcohol.

Piel mixta:  Usaremos un tónico que equilibre el nivel de sebo en la piel, consiguiendo más hidratación.

Piel grasa:  Un tónico ligero, astringente, que seque los granitos y regule el sebo de la piel.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.